Friday 27 august 5 27 /08 /Ago 22:03

iglesia2[1]Introducción: Hoy día tenemos una gran falta de compromiso de los creyentes para con la iglesia local. Y bueno, aquí tenemos un gran sin número de problemas que se dejen ver en los creyentes. Existen creyentes que no creen que es necesario el estar involucrados con el ministerio de la iglesia local.

Hoy tenemos una presentación del evangelio a que sólo se comprometa la persona con Cristo, y esto está bien, pero no se le insta a su compromiso con la iglesia local, sienten que no es necesario el asistir a una iglesia. Esto se nota en los creyentes que andan de una iglesia a otra, no son leales a su iglesia local.

Esta falta de compromiso también se nota cuando dichos creyentes no obedecen a los mandatos dados por el mismo Señor Jesucristo. Esto es en referencia al bautismo y a la Cena del Señor; algunos creen que es una opción el ser bautizado o participar de la comunión con los santos, pero cómo ya se a dicho son mandatos y no opciones dadas por el Señor, tales personas que así hacen son rebeldes al Señor mismo.

Aun más, existe una gran falta de compromiso a la iglesia local en mucho cuando son indiferentes al ofrendar. Cuando el apóstol Pablo nos dice en su primera carta a los Corintios, que “cada uno dé cada primer día de la semana, conforme halla propuesto es su corazón”. Muchos dan muestras de no haber entendido que la ofrenda es un acto de agradecimiento (alabanza) al Señor, no una limosna como se hace en otros contextos.

Algunos creen que pertenecer a algún grupo para-eclesiástico los exime de su compromiso con la iglesia. Esto no es bíblico, ya que no se le escribe en el Nuevo Testamento a organizaciones fuera de la iglesia, (Romanos 1:7; 2 Corintios 1:1; Gálatas 1:1, 2).

¿Qué con el que no se hace miembro de una iglesia local? Los que dicen que el sólo hecho de “ser de Cristo” es suficiente, aun reclaman que en la Biblia no existe un mandato a pertenecer a una iglesia local. Bueno en Hechos 20:28 se les da el mandato a los ancianos de cuidar de la iglesia de Dios, es muy difícil pastorear una iglesia si no se conoce a los miembro de ésta (Hebreos 13:12). En Hechos 2:41 se narra el crecimiento de la iglesia después del día de pentecostés, donde se agregaron “cómo tres mil personas”.

Cuando un miembro de la iglesia se trasladaba(mudaba) da un lugar a otro, se les daba una carta de recomendación de la iglesia a la cual pertenecía, por ejemplo; en Romanos 16:1, se recomienda a Febe; esta es pues una carta de recomendación clásica de una creyente que se traslada de un lugar a otro. Esto da un ejemplo de cómo las congregaciones se preocupaban por guardar la pureza e integridad de sus congregaciones.

En resumen, existen personas que sólo simpatizan con el evangelio, algunos nos llegan de año en año, por ejemplo; navidad, quince años, bodas, o alguna otra fiesta especial. Otros aun cuando están registrados como miembros de la iglesia, de igual modo no están comprometidos con la misma, sabemos que no se cuenta con ellos.

Oración de transición: Aquí pues algunas cosas por las cuales es importante el compromiso con la iglesia local.

  1. obediencia.jpg Es cuestión de obediencia.

    Esto ya se tocó previamente. Los cristianos de la iglesia primitiva se bautizaban y se unían a iglesia locales. Se les daban cartas de recomendación. La idea de ser un cristiano ermitaño no es un concepto bíblico.

  2. Es cuestión de comunión.

  • Efesios 4:4-5. Pertenecemos a un sólo cuerpo, un sólo Espíritu. Los creyentes que pertenecen al Señor, que gozan de una nueva vida espiritual común, debe ser manifiesta en el ministerio mutuo.

  • 1 Corintios 1.9. La comunión que tenemos es con el Hijo de Dios. Esto debe de prevenir cualquier tipo de división, el problema que existía en Corintios . 1 Corintios 1:10.

  • 1 Juan 1:3. Hemos sido salvados para vivir en comunión. Esto es ve cuando los creyentes se asocian y se reúnen en una iglesia.

  • Hebreos 10.23-25. El no reunirse es una anomalía. No es suficiente ver un programa cristiano por televisión, radio o cualquier otro medio. La idea no es sólo venir a escuchar un sermón, sino ministrar a otros cristianos, preocuparme por sus necesidades, suplir sus necesidades.

  1. Es cuestión de autoridad.

    Los creyentes en Cristo deben someterse a la autoridad pastoral. Ahora no se trata de una autoridad dictatorial. Ningún pastor tiene derecho a manipular las vidas de los creyentes. No se puede dictar a las personas con quienes se van a casar por ejemplo. La autoridad que es dada a un siervo de Dios se termina cuando la Biblia termina de decir algo con respecto a algún tema. La responsabilidad del siervo de Dios es predicar la Palabra con fidelidad y aplicarla a la vida de los creyentes, no manipular (1 Tesalonicenses 5:12-13).

    Dice Hebreos 13.7, 17:

    Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe... Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.”1

    Así que los creyentes no son sueltos, sino que pertenecen a una congregación que está dirigida por pastores. Se reitera que no es bueno estar bajo una autoridad dictatorial aun así tampoco es correcto pensar que no nos debemos someter a la autoridad pastoral, puesto que dicha autoridad fue puesta por Dios y es para provecho del creyente.

  2. Es cuestión de identidad.

    Cuando nos sometemos a Cristo nos identificamos con Él. Romanos 14:7, 8,19; 15:2,3. No es posible llamarse seguidor de Cristo si esto no se traduce en una mutua edificación de los creyentes.

  3. Es cuestión de lealtad.

    Estamos puestos para servir y ser leales a la familia de Dios. El creyente que no piensa en servir es un egoísta y no a entendido o no a querido entender lo que significa ser parte del cuerpo de Cristo.

    Efesios 2:19 dice:

    19Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.2

    Somos pues parte de la familia del Señor, y ser parte de una familia contrae responsabilidad mutua, tenemos que ayudarnos los unos a los otros.

  4. Es cuestión se servicio.

  • Cada uno de nosotros hemos recibido dones para provecho de todos. 1 Corintios 12:7.

  • Es en la congregación local en donde puedo servir y beneficiarme de los dones de los demás. Efesios 4:11-16.

  • Epafrodito ejemplo de servicio. Filipenses 2:25-30.

  • ¿Qué dirán algunos de los creyentes que no sirven en el tribunal de Cristo? 2 Corintios 5:10; 1 Corintios 3:11-15. Aún cuando muchos que sirven serán salvos será muy penoso en aquel día estar delante del Señor sin recompensa por causa de su falta de servicio.

  1. Es cuestión de testimonio. El aspecto evangelístico.

    Pedro nos dice en 1 Pedro 2:9:

    ”Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa,e pueblo adquirido por Dios,f para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.” 3

    Estamos puesto para dar testimonio a todos de quien nos llamó de la tiniebla a su luz admirable. Pero ¿qué pasa con el creyente que se dice ser independiente de cualquier iglesia local? ¿puede ser de testimonio para su Señor?

Conclusión: Se reitera una vez más que no existe el creyente solitario que no se reúna y sirva a sus hermanos. Así pues es que ningún creyente puede estar separado de la iglesia local, necesitamos comprometernos, gastarnos, dar nuestras vidas ciertamente para nuestro Señor, pero de igual forma para con la iglesia en donde estamos y servirle con amor.

¿En donde estás? Sirves o no en tu iglesia local, de no ser así empieza a hacerlo en amor a tu Señor.

1 Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. He 13.7,17

2 Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Ef 2.19-22

3 e e 2.9: Ex. 19.5–6.

f f 2.9: Dt. 4.20; 7.6; 14.2; 26.18; Tit. 2.14.

Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. 1 P 2.9

Por temasypreguntasbiblicas.over-blog.es
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Páginas

Enlaces

Présentation

Créer un Blog

Recherche

Calendrier

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso